Los 6 leones asesinos más famosos de la historia

Los leones africanos, por lo general, se alimentan de cebras o jirafas, pero también atacan a los humanos, y algunos leones son  responsables de más de 50 muertes.

dos leonesEl hombre no puede correr tan rápido como una cebra o una gacela, no tiene los cuernos del antílope, o los colmillos del jabalí, y no puede asestar terribles golpes como la jirafa. Las personas son, en otras palabras, una presa fácil para estos leones asesinos. A pesar de que las poblaciones de leones africanos se han reducido drásticamente en las últimas décadas, los leones regularmente siguen atacando a la gente, y no es infrecuente que maten a más de 100 personas al año solo en Tanzania.


Muchos leones asesinos de humanos están heridos o viejos, y algunos han sido privados de sus fuentes de alimentación natural, mientras que otros, simplemente han desarrollado un gusto por la carne humana. La mayoría son anónimos, pero algunos de los más notorios han sido bautizados con coloridos nombres: Namvelieza , mató a 43 personas cerca de Kasawa, Zambia.

Esta lista de los leones asesinos más famosos incluye sobre todo a los machos, pero las hembras son, realmente, responsables de más muertes, de acuerdo con el experto Craig Packer de la Universidad de Minnesota. Sin embargo, las leonas suelen comerse a la gente en casos aislados, y luego volver a su dieta normal, mientras que los machos tienen más probabilidades de convertirse en reincidentes, dice Packer. El peor de los casos, dice, es cuando una manada entera de machos y hembras comienza a alimentarse de personas: estos leones son los más “persistentes” en los ataques a sus vecinos humanos.

El Infame carlie. Este devorador de hombres perdió la mitad de su cola y era de color claro, también era conocido como “el león blanco”. En el distrito en el habitaba el infame Charlie llegó a ser una celebridad, casi una institución”, cuentan. “fue aludido con la familiaridad afectuosa con la que algunas personas hablan del diablo.” Con el tiempo se asoció con otros dos machos y se alimentaban de los habitantes de varias aldeas. Charlie y sus compañeros atacaron y mataron a 90 personas, entre a un cazador enviado para destruirlo. Eludió toda clase de trampas y los mejores tiradores del país. Le dispararon por fin en una trampa armada.

Osama. Osama aterrorizó a Rufiji, Tanzania, desde el 2002 al 2004, y fue acusado de matar a más de 50 personas de ocho aldeas. Era parte de una manada de machos y hembras, Osama probablemente no mató solo, pero fue señalado por los aldeanos como el protagonista de los hechos sangrientos (en Tanzania, el león fue nombrado después como Osama bin Laden, cuyos ataques terroristas estaban en los titulares, incluso en las zonas rurales de Tanzania. Osama tenía sólo 3 1/2 años de edad cuando unos exploradores le dispararon en abril del 2004. Algunos culpan sus hábitos alimenticios a un absceso en una de sus muelas.

Msoro Monty. Aunque históricamente el valle del río Luangwa es rico en caza,  en el este de Zambia se han producido una serie de temibles leones asesinos. En 1929, empezó el acecho cerca de las víctimas de la Misión Msoro, este león  nunca perdió su habilidad para olfatear las trampas. Después de matar a un gran número de personas, desapareció sin dejar rastro.
León de Mfuwe. Este gato aterrorizó a Luangwa. Después de matar a al menos a seis personas, el león se pavoneaba por el centro de un pueblo, al parecer con una bolsa de ropa sucia que había pertenecido a una de sus víctimas. Un hombre de California le disparó y lo mató. El león medía más de tres metros de largo y, como el famoso león de Tsavo, totalmente sin melena. Su cuerpo se encuentra en exhibición en el Museo de campo de Chicago.

Leones de Tsavo. Sin duda el más famoso de los leones asesinos, los leones de Tsavo han sido objeto de varias películas-incluyendo Bwana Devil (1952) y el fantasma de la noche (1996) y muchos libros. El par de leones fue acusado de atacar y devorar a unos 140 trabajadores a lo largo de Tsavo, en Kenia, donde las tripulaciones estaban construyendo el puente del ferrocarril en 1898. Cientos de trabajadores huyeron, se detuvo la construcción, y el ingeniero en jefe del proyecto finalmente cazó a ambos leones, y el puente fue terminado en 1899. Análisis recientes de pelo de estos leones y sus huesos sugieren que los leones probablemente se comieron sólo unas 35 personas.

Los comedores de hombres de Njombe. El más prolífico de los leones asesinos de hombres, esta manada de 15 cobró cientos de vidas, quizás tanto como 1.500 vidas entre 1932 y 1947 en el sur de Tanzania. “los famosos devoradores de hombres de Tsavo eran alevines pequeños en comparación con lo que éstos leones resultaron “, escribió George Rushby, el alcaide británico encargado de detenerlos. Antes de la sed de sangre humana de esta manada, el gobierno colonial redujo el número de animales de presa en el área, en un esfuerzo por controlar un brote de peste bovina que estaba destruyendo a los rebaños de ganado. Los leones hambrientos rápidamente se adaptaron a comer carne humana como sustituto. A diferencia de la mayoría de los leones, la manada de Njombe utilizaba las horas de la noche para viajar distancias de hasta 15 o 20 km, a un pueblo confiado. Por fin, fueron perseguidos y matados.